Blog

19 octubre, 2018

Autora: Claudia García Alvarez

LA BELLEZA DE LA PATERNIDAD Parte 2

Qué hermoso es ver a un hombre que cuida a sus hijos, y en nuestra primera parte de éste artículo, precisamente hablábamos de cómo a nosotras las mujeres nos encanta esa mezcla de ternura y fortaleza y que tal vez se deba por cuestiones biológicas o evolutivas y de esa necesidad de protección.

Y también comentábamos que seguiremos hablando de ese maravilloso, turbulento y a veces hasta impactante mundo de la Paternidad.

Se ven bellos, dulces, protectores cuando los vemos cuidar y cargar a su cría. Es algo que por naturaleza se da, pero ¿por qué no todos los hombres se dan esa oportunidad?, ¿Será acaso que el medio, los hace sentirse poco aptos?

Según un estudio antropológico realizado en Europa hace unas décadas, lejos de que los hombres no sean biológicamente capaces de cuidar a sus hijos, es más bien la cultura o la socialización, la que en ocasiones los hace sentirse inapropiados para cuidar, cargar y criar a un bebé y muchas veces son las mismas mujeres, las que los hacen sentirse poco aptos para la crianza de sus bebés. Por lo que está en nosotros mismos cambiar este tipo de paradigmas y escribir nuestra propia historia  ¿Están de acuerdo?.

Papás, si así lo desean, dense la oportunidad de cuidar, abrazar, dar contención y procurar cariños a sus hijos.

Mujeres, por favor, dejemos a nuestra pareja cumplir con su función de paternaje, recuerden que ellos también forman parte de este proceso, además es algo que ellos tienen el derecho a vivir y disfrutar. Mamás, no somos las únicas protagonistas de esta maravillosa etapa.

La crianza es algo que se comparte, un hijo es de dos y un hijo también requiere de los cuidados específicos y tipo de amor que sólo puede brindar mamá o papá.

Y tú papá, ¿cómo has vivido esta etapa desde el embarazo?. Hombres queremos escucharlos.

 

La Belleza de la Paternidad

La Belleza de la Paternidad

 

 

La Paternidad es hermosa