Blog

27 noviembre, 2017

Autora: Claudia García Alvarez

¿EXPERIMENTAR UN ORGASMO PUEDE HACER QUE INICIE EL TRABAJO DE PARTO?

¿EXPERIMENTAR UN ORGASMO PUEDE HACER QUE INICIE EL TRABAJO DE PARTO?

Durante el embarazo las mujeres nos sentimos hermosas, atractivas, radiantes y ¿por qué no disfrutar de esta hermosa etapa y compartirla con nuestra pareja?.

Puede ser que los primeros tres meses se vuelven un tanto complicados, en lo que a relaciones sexuales se refiere, las náuseas, el vómito, la inflamación pueden hacer imposible que queramos estar con nuestra pareja.

A medida que el embarazo va avanzando, todo se va equilibrando, el humor mejora, tenemos más energía y el deseo sexual aumenta.

Todo nos indica que es una etapa que hay que vivir al máximo, pero las costumbres, lo que nos dicen nuestras amigas, lo aprendido en la familia podrían hacer del sexo durante el embarazo un tema tabú.

No sabemos si es seguro o no, si podremos lastimar al bebé e inclusive pensar si el bebé nos estará viendo.

En los cursos, algunas mujeres me comentan que durante la consulta médica quieren realizar preguntas, pero que no se sienten en confianza, o que la consulta es tan rápida que solo da tiempo para la revisión habitual.

Y ni qué decir de la posibilidad de experimentar algún orgasmo, ya que existe la creencia de que podría desencadenarse un trabajo de parto prematuro.

Si todo va bien y el embarazo se ha desarrollado sin ninguna complicación, las parejas pueden continuar con su vida sexual. Un orgasmo desencadena pequeñas contracciones uterinas, y se libera oxitocina. Estas contracciones no son lo suficientemente fuertes para desencadenar un trabajo de parto.

Así que si gozas de un embarazo saludable puedes seguir disfrutando de tu relación de pareja. Todo es cuestión de comunicarse, expresar lo que deseamos y sentirnos en confianza.